domingo, 9 de noviembre de 2014

Mañana es 2015


La respuesta de Rossi es: la pasión. ¿Cómo aguantas siendo competitivo con 35 años? “Por la pasión” Es la gasolina de la ecuación talento más trabajo más el factor corrector edad. La pasión hace que todo ligue, como en cocina. Que el plato salga redondo, cuajado, serio, delicioso. Rossi ha sido subcampeón del mundo. Y dice Dennis Noyes: si no hubiera un extraterrestre llamado Márquez estaríamos hablando del décimo título del mundo de Valentino.

El extraterrestre estaba afónico en parrilla de salida. Afónico de gritar en la victoria de su hermano en Moto3, afónico de gritar mientras destrozaba a puñetazos la repisa de la tetoya del equipo junto a Emilio Alzamora. Después de tanta tensión.

Entonces dijo: es la carrera a la que menos concentrado llego, pero es la última e intentaré divertirme. Salió desde la segunda línea, aflojó cada vez que la lluvia fina metía incertidumbre en carrera, con el pit lane abierto desde la segunda vuelta por si querían cambiar de moto. Apretaba cada vez que la pista se secaba. Y metió un hachazo descomunal a Iannone y Valentino para liderar la carrera hasta el final. Ganó. 13 victorias esta temporada. Doohan, en 1997 hizo 12. Otro record para el niño. En parque cerrado se acercó su madre y la besó. Se acercó Nakamoto y le plantó otro beso. Se reía a mandíbula abierta el jefe de Honda. Le dio libre para mañana Lunes. Bueno. Algo es algo. Mañana comienza 2015 en MotoGP. Por si las cosas no van suficientemente deprisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.