domingo, 22 de mayo de 2016

Las cuchilladas y la cabeza

Cuando ha acabado la carrera, en la vuelta de honor, Jorge Lorenzo ha tenido que parar la moto unos instantes. Ha apoyado la cabeza en el manillar, se ha recuperado de la temblaera y ha continuado. Le han acercado una bandera y no se ha dado ni cuenta. No podía seguir pilotando despues de la tensión de las últimas vueltas. Hemos vuelto a un clásico. Un final de carrera Márquez vs Lorenzo. Cada uno ha aparecido en su versión más pura como piloto. Marc tirando cuchilladas cada vez que podía; Jorge esquivando sin perder la línea.

Con Rossi en el box (rotura de motor; a Jorge se le rompió en el warm up) el final de carrera quedó con los dos pistoleros en la calle principal del pueblo, solos, con el segundero del reloj avanzando y el tren a punto de llegar a la estación.

Como Márquez no podía intentar el adelantamiento en el final de recta, a falta de 4 vueltas decidió probar en otro sitio: Scarperia, la curva después de salir del cambio de rasante de Arrabiata 2. En la salida de una curva ciega. Quién iba a esperar un ataque ahí? Metió la moto, Jorge aguantó su línea, Marc se fue un poco largo; Jorge seguía en cabeza.

Al no conseguirlo en el sitio más inesperado del circuito, a 2 vueltas para el final, volvió a intentarlo Marc en el clásico, en el que no había podido hasta entonces, la frenada al final de recta. Esta vez apuró un poco más. Frenó más tarde, metió la moto... pero Jorge aguantó su línea, Marc se fue largo; Jorge seguía en cabeza. Aunque la explicación de Marc nos pone en la pista de una de tantas cosas que no se ven desde la tv: "de golpe he visto que frenaba mucho su moto, luego me ha dicho que le ha saltado una marcha. En ese momento nos hemos tocado a 340 Km/h. Tenía planeado el ataque en la primera curva, pero ahí no he podido adelantarle porque el toque me ha descolocado un poco."

En la última vuelta las cuchilladas de Marc fueron certeras. Adelantó sin colarse en la primera chicane del circuito. Jorge perdió unos metros: "valoré quedarme segundo y sumar 20 puntos pero me acordé del duelo con De Angelis en 2005, de cómo le adelanté en la última chicane y me lancé con una maniobra loca". Así fue, en Biondetti 1 Jorge cambió la trayectoria más rápido que Marc, pero en la siguiente Marc se la devolvió. Llegaron en paralelo a la frenada de Bucine, la 15, la última: Marc por fuera, casi decabalgado sacó el pie, ganó medio metro tumbó la moto hacia la curva, Jorge tuvo que cortar. Marc hizo ese último viraje como si fuera encima de un toro de rodeo. Jorge lo trazó limpio y redondito para coger velocidad en la salida... sobre la línea de meta Jorge puso la rueda delantera 19 milésimas antes que Marc.

No pudo seguir en la vuelta de honor y tuvo que parar a respirar. Jorge. Frío en medio de un bombardeo. Marc. Vuelve Marc. En LeMans hizo caso al jefe, así que esta le tocaba a su manera: arriesgarlo todo para ganar. Que le den a Nakamoto. Cuatro adelantamientos en la última vuelta.

PD:
A Maverick le falló la electrónica en la salida; entró un mapa de pit lane. Cuando pudo arreglarlo ya estaba arruinada la carrera.
Iannone hizo podio después de adelantar un par de veces a su compañero de equipo, Dovi, que es quien se queda en Ducati.

sábado, 21 de mayo de 2016

La gran huida

La carrera de mañana será la gran huida para la primera línea.

Rossi desde la pole. Tiene el reto de volver a ganar de principio a fin, como lo hiciera en Jerez. Es una fuente inagotable de energía Rossi. Para pilotar y para hablar. Y a cada gesta que consigue todos respondemos con el mismo tic: asegurarnos de su fecha de nacimiento. Su pole a rueda de Viñales monta una tormenta de polvo. ¿Se alía con su próximo compañero de equipo? ¿Hizo lo mismo en Argentina y Austin? Jorge Lorenzo dice que eso sería como copiar en el cole. Rossi responde que para hablar de apaños, mejor que Jorge y Marc estén callados. Dorna suelta el video de la vuelta desde el helicóptero. ¡Y es sábado! Veremos si la columna de polvo se mantiene hasta las dos de la tarde del domingo. A Rossi le ayudaría para su huida...

Viñales desde la segunda posición de parrilla. Hay un extra boost cuando te han dicho que eres tan bueno como para pilotar la moto del Campeón del Mundo y lo han puesto en un taco de papeles y los has firmado página a página hace unos días. Hizo una vuelta rapidísima. Le brilla el pendiente de diamantes (¿?) en la oreja izquierda en la rueda de prensa.

Iannone cierra la primera línea. Este también estará como loco por abrir gas y largarse mañana. Ducati le ha dicho que para ellos no es suficientemente bueno. Y ante esto no hace falta decir cómo estará trabajando esa cabecita de Iannone. En su casco ha dibujado la molécula de la adrenalina.

Y ahora vienen los problemas para los que quieren huir: la segunda línea. Marc, Jorge, Aleix Espargaró.

Marc, que ha dado volumen al diseño de sus números en el frontal de su Honda, evidentemente va a querer pelear por conseguir una victoria de mucho peso específico en Mugello. Peleará con sus demonios internos para ganar y los demonios externos de Nakamoto para puntuar.

Jorge... en fin. Es el lider del Mundial y ya ha ganado cuatro veces aquí. Tiburón en más abierto.

Aleix Espargaró va a intentar mantenerse en cabeza de carrera todo el tiempo posible, el necesario para que Suzuki reciba un mensaje con almohadilla: #respect. A ver cómo sale.

No sabemos si será un carrerón. Este año aún no hemos tenido batalla hasta el final en ninguna de las carreras. Pero sólo pensar en cómo llegarán a San Donato, la primera curva, pone los pelos de punta.



sábado, 14 de mayo de 2016

Quiénes sois vosotros?

No sabía que iban a homenajear hoy a Arsenio Iglesias en Riazor. 85 años. Ganó una Copa del Rey dirigiendo al Depor. Se quedó a un gol de ser Campeón de Liga con el Super Depor. "Hasta fuimos a fallar un penalty cuando no quedaba tiempo ni para respirar. Lo siento por toda la gente mayor y los niños que yo veía los lunes, los martes... y que tenían tanta ilusión y yo pensaba que les podíamos desilusionar porque esto ya me pasó otras veces en la vida. Qué le vamos a hacer. hasta la próxima y que Dios reparta suerte." Así acabó la rueda de prensa aquel 14 de Mayo del 94 (joder, ya han pasado 22 años?).

Era un entrenador abuelo en aquel Super Depor. Siempre trataba de reconfortar el espíritu en las derrotas y no aparecía demasiado en las victorias. Cabreaba bastante al personal con su línea de cinco defensas y sus cambios "conservadores". En la vida sólo se pueden hacer tres cosas: crear, destruir o conservar. Y Arsenio estaba claramente posicionado en la tercera. Que no me quiten lo que tengo; que no me den lo que no necesito. En su momento de ruptura con Lendoiro, el presidente, circuló el bulo de que éste le había ofrecido el fichaje de Laudrup y que le contestó algo así como: ya tengo a Fran (que era su 10, el chaval de la cantera, el chico atemorizado de salir de Coruña para fichar por un grande). Se lo pregunté una vez y me dijo que era mentira. Quién sabe. Es posible que no lo quisiera, igual que no quiso el apodo de Super Depor para su equipo. No recuerdo si fue un descanso o el final de un partido, pero sabía que una hilera de ventanitas a ras de suelo en Riazor daban directas al pasillo del vestuario y ahí pusimos un micro. El grito de Arsenio entró a cañón: "Tanto super y tanta hostia!" La habían pifiado.

Le dio el fútbol a los futbolistas. En los entrenamientos les machacaba la posición en defensa. Colocaba al equipo y decía: "yo soy el balón!... voy por aquí!! (se iba a una banda)... qué hacemos!? vamos, vamos!!" Ejercicios para bascular en bloque, para no deshacerse. Los aburría a todos... Pero luego confesaba: "soy un afortunado porque las cosas que le digo a Aldana, a Fran, a Mauro, a Bebeto... las interpretan a la primera e incluso las mejoran! Es muy fácil el fútbol con ellos."

Siempre saludaba amable, pero a la primera pregunta rasgaba los ojos; ya estaba colocado en defensa.  Creo que su paso por el vestuario del Real Madrid le dejó un poso bien amargo. Fue un poco Al Pacino en Un Domingo Cualquiera, con la diferencia de que en la película al mister lo escuchaban.







domingo, 8 de mayo de 2016

Au revoir

No se vio en la tele pero Jorge salió con el cartel de au revoir en el colín de su moto. Victoria liderando de principio a fin, calcando el tiempo en todas las vueltas excepto las tres últimas, cuando ya tenía 10 segundos de ventaja sobre Valentino Rossi. Al pasar meta no hizo ni caballito, el equipo estaba en el muro pero no celebraron con la rabia de otras veces. Había sido una victoria aplastante, de hielo. Y se puso líder del Mundial.

El lío estuvo en el ecuador de la carrera, cuando Valentino, Dovizioso y Marc lucharon por la segunda y tercera posición. Valentino, que salió séptimo y se quedó encerrado en el medio del grupo logró sacar la velocidad, quitarse del medio a Pol Espargaró y Smith y lanzarse a contactar con Marc y Dovi. A los dos les adelantó con claridad y cuando parecía que la situación se tranquilizaba y cada uno se iba a tomar su tiempo para estudiar al rival de cara al final... llegó la caída de Dovi y Marc. A la vez, de la misma manera. Perdieron el tren delantero en la frenada de la 7, Museo, y pareció una caída de ballet. Marc volvió con la moto a pista y acabó último, decimotercero, para sumar tres puntos.

Dovi, con el cuarto cero consecutivo y Iannone con el segundo cero del año completan el drama ducatista. Van a tener difícil en la fábrica decidir el compañero de Jorge Lorenzo...

Y Vale, en el micrófono de señal internacional, casi mirando a cámara, que dice: "son veinte puntos muy importantes para el Mundial." Y le mete peso a esto. Le mete quilates. Y vamos a Mugello en 15 días.

Maverick Viñales hizo podio, el primero en la categoría reina para él y para Suzuki desde su vuelta al Mundial. A su rueda entró Dani Pedrosa en una secuencia que se reproduce en los despachos. Quién de los dos irá a Yamaha para coger la moto de Jorge? A estas horas Viñales debe de estar pensando cuándo suelta la noticia.

sábado, 7 de mayo de 2016

JLo vuela

JLo vuela y revienta el record de Márquez 2014. 1'31.975

Marc parece vuelve a ponerse por encima de su Honda para sacar esa segunda posición de salida. "He cambiado el chip para sacar el tiempo por pilotaje." Lo dice pero se ve, traspasa la pantalla. Cómo tira la moto en las curvas, cómo se agarra en los baches, cómo da gas... #puromárquez.

Iannone sale tercero con el tiempo del primer ataque. En el segundo se cayó, corrió hasta el box y sin descanso se montó en la segunda moto para volver a tirar, aunque no mejoró su tiempo.

Pol sacó la cuarta plaza también por pilotaje. Lo aprendió en Jerez. A rueda de Márquez vió que podía olvidar que pilota una Yamaha. En el primer entreno del sábado en LeMans volvió a cogerle rueda a Marc y volvió a estar arriba. En la qualy ya lo tenía. El pilotaje. El piloto que se olvida de las obligaciones de la ingeniería y la mecánica. El deportista.

Sobre el paddock de LeMans aparecen las nubes. Se asoman para ver qué pasa con Dani. El Pais publicó anoche que el año que viene estará en Yamaha. Todo el día ha venido cargado de desmentidos y contra informaciones. Pero aún no ha hablado el piloto. (Actualización: ya ha hablado; no ha querido pronunciarse sobre el tema). Se cayó en la Q2 y saldrá undécimo. Veremos. Vuelve a curvarse la línea temporal.

martes, 26 de abril de 2016

El spinning y el espacio tiempo en Jerez

La hoja del vuelta a vuelta deja bien claro qué fue la carrera. Ni un sólo cambio en las cinco primeras posiciones en las 27 vueltas. Bueno, hubo uno, sí; y también un adelantamiento de Jorge a Vale, que replicó el italiano al instante. Pero nada más.




Sin embargo la dificultad de la carrera debió de ser enorme. Imposible de captar sin escuchar a los pilotos. Había una pista: se rodó 31 segundos más lento que el año anterior.

Todos los pilotos se quejaron de spinning en el neumático trasero. En pretemporada tenía tanto agarre que transfería demasiado peso al delantero y provocaba demasiadas caídas. Hasta la explosión del neumático de Redding en Argentina (aún sin desvelar qué pasó). Entonces Michelin decidió endurecer tanto la carcasa que ahora patina incluso en plena recta, de modo que los pilotos se ven obligados a llevar el gas al 80% para reducir la velocidad y buscar ese agarre. El más hábil de todos el domingo fue Valentino Rossi. Dennis Noyes apunta desde Borrego, California: Para Vale volver a Michelin es como volver a casa...y su experiencia llevando las salvajes 500cc 2T le ha dado da tacto "pre-electrónico".


Una victoria con la que vuelve a marcar el territorio dentro de los garages de Yamaha y que le acerca a algo que parecía imposible: las 122 de Giacomo Agostini.

Marc, Jorge y Valentino llevan tres años rompiendo sistemáticamente la línea espacio-tiempo en este deporte. Cada domingo algo. En 2013 el #93 pulverizó todos los records, se inventó una menra nueva de pilotar, revolucionó las tandas de clasificación...; en 2014 hizo 10 de 10; en 2015 Valentino perdió el Mundial por cinco puntos en una asombrosa demostración de cómo competir fuera de su generación. Apenas ha comenzado este Mundial y sigue ganado; la misma semana que su compañero de equipo anuncia su fichaje por Ducati 15 carreras antes de que se vaya a hacer efectivo. Una locura. En ella vivimos.

sábado, 23 de abril de 2016

La carrera, visualizada

Rossi en la pole en Jerez: "Sólo sé que Jorge querrá salir bien y largarse; y que Marc llegará fuerte al final de carrera. Lo que pase entre medias... buh!"

En el último time attack levantó la primera posición a Jorge Lorenzo. "A mi me gusta este circuito porque yo aquí era rápido de joven..." saca partido a todo Rossi. - ¿Te acuerdas de tu última pole aquí? - "Sí, fue en 2005". Sí, esa fue la carrera de la colisión en la última curva con Sete Gibernau.

-¿Y si llegáis los tres juntos a la última curva en la última vuelta... cuál es la mejor posición para afrontarla?
Rossi: "Supongo que llegar primero con un segundo de ventaja sobre el de atrás". Risas en la sala.
Jorge: "Llegar primero con 150 metros de ventaja y unas aletas enormes para que tapen sobre todo el interior de la curva." Más risas en la sala.
Marc: "Después de lo que han dicho ellos supongo que lo mejor es ir tercero y ver el show." Descojone general en la sala.
Luego, en el corrillo con la prensa italiana, Rossi cambia el paso: "Si llegamos los tres... el cuarto tendrá muchas posibilidades de ganar." Risas italianas.

Para los neumáticos hay un número clave aquí en Jerez: el cinco. En palabras de Marc, el duro (el que todos montarán) "a las cinco vueltas cae, aunque luego se mantiene estable." Rossi lo mira desde otro ángulo: "el duro llega bien a las últimas cinco vueltas." Cada cual tiene puesta la cabeza en un sitio.

Queda una sesión para acabar de ajustar todo, el warm up. Y a las dos se apagará el semáforo. Si mantienen en pista el discurso que ahora manejan... Jorge tirará para irse, Valentino improvisará en carrera y Marc se dejará llevar a la espera de un ataque final. Sabe que su Honda es inferior a la M1 en esta pista (él saca el tiempo en las frenadas y aquí sólo hay dos. O en palabras de Forcada: hay dos rectas y trece curvas; no compensan los desajustes de un motor salvaje si eres capaz de mantener la velocidad en curva; un clásico de Yamaha vs Honda) y pondrá en marcha la táctica de la leona: perseguir a la gacela para intentar un ataque en el último momento.