domingo, 16 de febrero de 2014

"No ganar es muy duro"

Anoche, después de la cena y los premios en Zamora, se me acercaron dos aficionados y casi sin mediar saludo me dieron un DVD con ese documental. El Gran Premio de La Bañeza. Cuando lo presentaron, en verano, les pregunté cómo me podía hacer con una copia porque no podía asistir al estreno y tenía mucho interés en verlo. Ayer me lo entregaron en mano. Hoy lo he visto. Una película hecha con el propósito de quedar para siempre, llena de testimonios emocionados y orgullosos de la pasión por la moto, por la época salvaje de los circuitos urbanos.

A mitad de la película volví a sonreír con otra de las historias que allí cuenta Ángel Nieto, de los años en los que para correr era obligatorio el carnet de conducir y la autorización paterna si se tenía menos de 21. A corte, después del testimonio de un piloto que aseguraba que no quedaba otro remedio más que falsificar las firmas paternas, aparece la voz de Ángel: "Falsifiqué la firma de mi padre para poder correr en Granada. Me fui de Madrid en el tren con la moto. Tenía lo justo para el tren y me tocó dormir en un portal con la moto. Como los gladiadores del circo romano, que dormían con las armas la noche anterior. Así estuve yo la noche anterior a la carrera. Durmiendo en un portal, con la moto al lado."

El documental traza círculos concéntricos alrededor de la carrera de La Bañeza, y por cada uno de ellos pasa la figura de un piloto, desde aquellos cuyo currículum no despegó de ese asfalto de León, hasta los que consiguieron ser campeones de España, Europa, Mundiales... después de haber corrido allí: Aspar, Champi Herreros, Nieto.

De entre todos hay un testimonio conmovedor, el de Benjamín Grau, Campeón de España en 50cc, 125cc, 750cc. Cuenta Nieto que Grau tenía calidad para haber peleado por un campeonato del mundo pero que "se cerró demasiado en quedarse en España". Y habla Grau, con el acento catalán marcado y el gesto en los 70/80: "Yo hice esto porque tenía una mujer y mis dos hijas mayores y creía que sin mi les faltaba algo y por eso no me fui fuera." Sigue la voz en off: "... Grau venía como loco a ganar a La Bañeza." Allí se encontraba por ejemplo, con Aspar.

Grau: "Sólo pensaba en ganar. Pensaba sólo en la moto. Hablaba con ella. Yo soy una persona muy seria. He hablado muchas veces con mis motos. Cuando me hacían una putada les decía cosas que ahora están feas, pero cuando me trataban bien les daba las gracias. Estoy hablando muy en serio". "Si ahora fuese rápido seguiría corriendo, aún con 65 años, pero eso es imposible... y no ganar es muy duro [hace una pausa, tiene los ojos humedecidos por las lágrimas, y cuando encuentra la respiración, remata]. Para mi."

imagen del documental El Gran Premio de La Bañeza


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.