domingo, 14 de septiembre de 2014

"Es un cabronazo y lo va a intentar"

Cuando se retire, la huella de Valentino en el corazón de los aficionados será enorme. 9 títulos del mundo (¿tal vez 10?), las batallas con Biaggi, con Sete, con Stoner, con Jorge; tantas remontadas, tantísimos adelantamientos, tantas celebraciones locas... Esa será la huella emocional. Pero habrá una huella física, sobre la tierra. Hoy la vi. Está en una de las laderas de Tavullia, su pueblo: una pista de tierra para derrapar. Ese es su playground, el sitio de su recreo. Una leyenda que saldrá mañana desde primera línea en el circuito de Misano, a 20 minutos de su casa. Una leyenda que se descuelga de la M1 para meterla en la curva. Valentino Rossi. Este tipo que maneja el final de su carrera con un excelente paso por curva, mirando de reojo los negocios. Vio clara la irrupción de Márquez y prefirió apadrinarle antes que entrar en una última batalla. El año pasado, después de verse superado por el niño, le agarró por el cuello y entre risas le dijo: "bastardo!!"

Hoy, en la sala de prensa, con Jorge en la pole (desde Japón 2013 -13 carreras-no estaba) y Marc saliendo cuarto (desde Montmeló 2013 -24 carreras- en primera línea) decidió poner el foco en el niño: "Nunca se sabe con Márquez, es un cabronazo y va a intentar ganar dando más del 100 por 100 en carrera." Risas. Apunta al heredero de nuevo. En inglés le dice bastard, en italiano bastardo. Guido Meda, el clásico narrador para Italia le llamaba cabroncete. La traducción más cercana podría ser cabronazo. Sí. Si mañana gana, habrá que decir: qué cabrón! 

¿Por qué?: porque en Misano, en el Marco Simoncelli, desde 2007 se corre en sentido inverso al diseñado, con lo que es crucial el paso por curva; y en eso hay un maestro: Jorge Lorenzo, con hat trick de victorias en los últimos años. Su última referencia es que el año pasado metió tres segundos de diferencia en las 5 primeras vueltas al resto. Ahí es nada.

Así que para el domingo tenemos a un maestro de las líneas en Misano: Jorge Lorenzo; la leyenda Rossi: sale desde primera línea y tiene ritmo (en el FP4 hizo 17 vueltas: una tanda de 5 en 1.34medios y una segunda secuencia de 7 1.34bajos). Y el cabronazo de Marc saliendo desde segunda línea, con los deberes sin hacer, pendiente de unas últimas pruebas para el warm up, y según sus cálculos a dos victorias para ser de nuevo campeón del mundo.

Se meterán en medio las Ducati, aparecerá Dani y la pista, estrecha, corta y revirada, propondrá una batalla descomunal. A las dos de la tarde. Vamos allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.