jueves, 5 de noviembre de 2015

¿Es Jueves?

Sí, es jueves. Valencia. Circuito Ricardo Tormo. A las 11 de la mañana ya hay una actividad inusual; casi con movimientos de Sábado; miradas de querer que se desaten los acontecimientos. Doy a pie una vuelta por el trazado. Fotografío cada curva. En el interior de la 6, Ángel Nieto, reparo que en el cuadro de la foto entra el cielo, la grada, la pista, el piano, el exterior del piano, el apoyo extra, la hierba y la gravilla. Todo son líneas. En todas hay algo. Pero ninguna señala un límite real. En realidad uno se posiciona en la zona que quiere. Este jueves, raro, deja un aroma parecido al de la post carrera de Malasia; cierto desencanto. Ningún piloto está en condiciones anímicas óptimas para afrontar la última carrera del año. Tal vez Dani Pedrosa. El resto será mirado con lupa, entre otras cosas porque ya se sabe que todos saldrán por delante de Rossi.

Así se desarrolló el día. Cronología pura y dura.

Lin Jarvis y Kouichi Tsuji (Director Deportivo y Manager General de Yamaha) se reúnen con Jorge Lorenzo y Valentino Rossi, por este orden, en los motorhome de los pilotos.

Marc, Jorge y Rossi, por este orden y de manera individual, se reúnen con Carmelo Ezpeleta (CEO de Dorna) en las oficinas del promotor en el circuito.

Livio Suppo y Takeo Yokoyama (Team Principal y Director Técnico de Honda) acuden a la rueda de prensa que ellos han convocado para decir que se lo han pensado mejor, y que junto con Marc Márquez, han decidido que no harán pública (al menos este fin de semana) la telemetría del #93 en Malasia, en la que supuestamente se demuestra que la caída de Marc es fruto de una patada de Rossi. "No queremos echar más gasolina al fuego. Queremos un fin de semana normal, deportivo."

Durante esa rueda de prensa salta la noticia. El TAS rechaza la petición de Valentino Rossi para que se revise su sanción; no da la cautelar y por tanto, oficialmente Rossi sabe que saldrá último en la parrilla de Valencia.

A las 15.30 todos los pilotos de MotoGP acompañados de sus directores de equipo acuden a la reunión del Bureau Permanente (FIM y Dorna), en la que Vito Ippolito (Presidente de la FIM) lee un comunicado en el que exhorta a los pilotos a la máxima correción deportiva en pista. Cuando acaba de leer, los pilotos aplauden pero nadie sabe qué más hacer. Ya está, les dicen; podéis salir.

A las 16h, Jorge, Valentino, Marc y Dani Pedrosa hablan con la prensa por separado, por este orden, y en turnos de media hora, en sus respectivos hospitalities. Confirman que les han pedido que no hablen de Malasia. Jorge es el que aparece más entero. Valentino destila un tono amargo en sus palabras y Márquez habla como el niño que acaba de salir del despacho del director en el colegio. Pedrosa ofrece el discurso más maduro.

A las seis y media de la tarde es prácticamente de noche en Valencia. Me cruzo con Ramón Forcada. Me dice: "El error será pensar que lo tenemos fácil."

Aún no se han arrancado las motos. Y parece que es Sábado. Veremos cómo se recupera la respiración normal en este Gran Premio. Ese aire de tensión y entusiasmo por la competición que pone electricidad en la atmósfera de cada circuito.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.