jueves, 28 de enero de 2016

la vida en marte

Había salido con la mirada de hielo y comenzó a matarlo sin piedad. 6-1, 6-2. Blue Monster Djokovic. A Federer, 34 años 4 hijos, Mirka sin saber qué hacer ni qué decir en el palco.
Marte estaba ahí abajo. Federer resolvió que sólo podía morir yéndose a la red y ahí se comenzó a abrir la persiana. Le rompió el servicio al monstruo y en plena resurrección le devolvió una dejada cruzando la bola. Un tipo en silla de ruedas se levantó para celebrar el punto. Ganó el set Roger. Cerraron el techo por si se ponía a llover y en el parón un chica se levantó a mostrar una pancarta: "Me acabo de casar pero estoy dispuesta a cambiarlo por Federer." Más o menos. Son cosas de la vida en Marte.
El cuarto set fue caminar hasta la playa. El monstruo dominaba el paisaje.


la vida en marte

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.