viernes, 17 de mayo de 2013

Hit vs Touch

A las seis de la tarde diluviaba en Le Mans. Lluvia torrencial. Sin embargo, una hora después, la afición, en la zona de acampada, cortaba madera para las hogueras y las barbacoas. Los pilotos descansan tras dos días con reuniones, miradas, posicionamientos, desconfianza, sonrisas y nervios contenidos. Con la moto, el más rápido ha sido Dani. Ante la incertidumbre de si lloverá el domingo, o incluso mañana a la hora de la clasificación, puso en la moto lo que sabía que funcionaba. Pruebas cero. Y el mejor tiempo del casillero para él. En el hospitality coge el micro para hablar con la prensa y a veces deja las frases a medias, como si no mereciese la pena seguir con la explicación. Sin embargo, debajo de la visera le brilla la mirada y la sonrisa a veces le sale limpia, sin filtro.

El jueves Márquez y Lorenzo se levantaron y se dieron la mano a petición de un periodista para cerrar el tema del adelantamiento de Jerez. Pero de vuelta en las sillas estaba claro que no habían cerrado nada. Habían llegado de una reunión de pilotos, y la única conclusión es que todos, excepto Jorenzo, diferencian carrera de última curva en la última vuelta. Y todos, sin excepción, diferencian contacto de colisión. Hit vs Touch. Race vs Last Lap Last Corner.

Para Márquez todo este debate es lluvia tras el cristal. Le preguntan en inglés, en italiano, en castellano, en catalán, la misma pregunta siempre, con Jorge sentado a su lado, con Jorge ausente, cuando atiende a los medios y cuando camina por el paddock. La misma respuesta siempre: [qué opinas de ese adelantamiento?] son carreras, [fuiste demasiado agresivo?] era la última vuelta, [estás escuchando las advertencias sobre el peligro de esas maniobras?] sí, pero no voy a cambiar. Su discurso es: he crecido viendo esto, cuando he llegado a MotoGP he revisado los vídeos, esto se ha hecho siempre: ir a cuchillo en la última vuelta, así que... qué coño me estáis preguntando tanto?

Se va el viernes. Apetece un café espresso para luchar contra la lluvia, para acabar de digerir ese último adelantamiento de Jerez y prepararnos para la carrera. Al levantar la mirada en la tabla de tiempos Valentino Rossi está tercero. Y los chicos del tiempo creen que lloverá. Estoy por no ponerle azúcar al café.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.