sábado, 20 de agosto de 2016

Los corazones acelerados y la chicane temblando

Sábado 20 de Agosto, incrustados en medio del calendario de los JJOO; estaban a lo suyo. Como si nada más ocurriese en el planeta. Nada más importante que conseguir una buena posición de salida para la carrera de mañana en Brno. Los veías y parecían un paréntesis temporal, algo fuera de la secuencia; casi con el mismo guión. Cada oveja con su pareja: Maverick saliendo detrás de Rossi, que iba detrás de Iannone. Jorge saliendo último para que nadie le cogiese rueda. Barberá buscando con habilidad la de este fin de semana...

Tac tac tac el crono la sesión las vueltas las paradas el setting los neumáticos y a falta de 1min 48 segundos Jorge Lorenzo revienta el crono con un mejor tiempo de 1.54.849.

Tac tac tac última vuelta última opción para el resto y se ilumina en rojo el segundo sector de Marc Márquez. La cámara lo busca. Dónde está Marc? Hay una especie de necesidad de agresión que estos tipos la sacan cada sábado de clasificaciones contra el crono. Necesitan machacarlo, romperlo, hacerlo estallar. Y para eso pilotan bajo. Sobre todo Marc, que sigue pasando su cuerpo cerca del asfalto en cada curva; lo hacen todos, ; pero el #93 es otra cosa: te hace pensar ver que pone la vida en juego. Tercera lucecita en rojo para Marc. Dónde está??? Por fin... una chicane por delante, la última, lo vamos a ver y no va a hacer la pole porque por delante ruedan Rossi y Pol Espargaró e inevitablemente le van a cortar el ritmo, va a tener que gestionar esa última pasada con dos pilotos por delante y en las milésimas que tarde en pensar se le va a ir la vuelta. La última lucecita será amarilla como mucho y se quedará sin pole. De esto estamos seguros.

Entonces le mete la moto a Rossi y lo adelanta en medio de la chicane, justo con el hueco para no tocar a Pol, con el que sale en paralelo hacia la recta! En una maniobra de domingo, ejecutada un día antes, para una vuelta rápida que tenía perdida. El crono escupe 1.54,596 y una última lucecita roja. Pole. Los corazones acelerados a las tres de la tarde del sábado. La chicane temblando.

El chaval, que a sus 23 años iguala el record histórico de poles de Jorge y Vale (63), lo explica así: "Pol y Rossi me ayudaron a ir rápido porque tenía su referencia, luego les adelanté." Tac tac tac... tac... ya sólo hay que esperar al Domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.