domingo, 25 de septiembre de 2016

Sin las gafas de sol

El chico que dijo el jueves que ya no le importaba no ganar carreras ganó. Fue un farol invertido. Una mentira que quedó clara en cada sesión de entrenamiento del fin de semana. El Domingo, a las dos de la tarde, soltó el embrague y abrió gas poseído por una necesidad que él mismo se había creado: buscar la primera posición en la primera curva y largarse.  Pero allí se encontró con un maestro de las salidas: Jorge Lorenzo, y con Maverick Viñales, cada día con el filo del cuchillo más pulido.

El caso es que con el farol desenmascarado Márquez ni siquiera tomó la precaución de los jugadores de partidas largas y se presentó en la parrilla de salida sin gafas de sol. Ahí  se le vió claramente afilar la mirada hacia adelante, como buscando ya esa primera curva. Pero al encontrarse allí con Jorge y Maverick, entró en batalla. A brazadas, como podía, quiso quitárselos de en medio y nos dejaron unas primeras vueltas memorables de ataques y contrataques.

Ya liderando la carrera, Marc salvó una de las suyas, y en lo que se recomponía encima de la moto vió cómo le pasaban cuatro. Tardó poco en devolverles a las posiciones anteriores. Ganó. Tiene 52 puntos sobre Valentino y quedan cuatro carreras. Tiene el título en la mano, salvo que este deporte le tenga guardado algo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.