lunes, 22 de julio de 2013

Márquez. Dani. Jorge.

No pude llegar antes a la sala de prensa tras la carrera. Cuando accedí los rostros estaban serios y Valentino Rossi hablaba con firmeza ante el micrófono: "los pilotos tenemos que tener la posibilidad de hacer este tipo de adelantamientos sin miedo a dirección de carrera." Se refería al #93 pasando por la alcantarilla para consolidar un adelantamiento ante el propio Vale. En el parque cerrado el #46 ya había mostrado cuál era su opinión sobre esa maniobra: se fue hacia donde estaba Marc celebrando con su equipo, lo agarró por el cuello y riendo le dijo: bastardo! ambos se abrazaron y subieron camino del podio. Un qué cabrón! de libro.

Me perdí los tres fogonazos de risas. Las risas en la sala de prensa son los fuegos artificiales después del concierto de los Rolling Stones. El piloto, que acude triunfante después de jugarse la vida, dispara y desata la carcajada de la prensa del motor. La risa es la celebración de que la vida y las carreras continúan. Primero disparó Marc con lo de los derechos de autor y luego Rossi interpeló al director de comunicación de Honda, que cerró el tema.


El caso es que todo el fin de semana estuvo como cabecera en el portal de MotoGP la foto de Marc con su scooter (era jueves, aún no habían comenzado los entrenamientos) pasando por la trazada Rossi en el sacacorchos, y luego, como quien no quiere la cosa el niño dijo que había revisado ese adelantamiento y que eso pasa una vez cada mil años y bla bla bla y cada mil años para este chaval es hoy y allá fue. Por la arena, por fuera del límite que marca el piano azul y blanco, a buscar la alcantarilla y volver a pista en el sacacorchos, Laguna Seca.

@gigisoldano
Angel Nieto dice que ese siempre es el póster de la carrera pero que hay otros puntos más difíciles, más rápidos, que pasan desapercibidos. Así que dejamos ahí esa foto y nos vamos a por otra de dos tipos que aceptan la presión, la manejan, la meten en su batidora, la hacen zumo. Se beben la presión. Dos tipos que quieren el Mundial y que no van a ceder un átomo de energía en su caza. Ponen sus clavículas a disposición del circuito y las líneas por las que hacer pasar esa máquina de 148 kilos de peso y 250 caballos de potencia en un motor de 1000cc.

Dani Pedrosa (fractura parcial de clavícula izquierda, aún sin cerrar) vio la niebla por la mañana y se le quitaron las ganas de salir. Pero en el momento de la carrera, a las dos de la tarde, con el sol en todo lo alto, zas. Puso a danzar la #26 e hizo 5º para obtener 11 puntos.

Jorge Lorenzo (dos operaciones de clavícula en los últimos quince días) se vio fuerte en el warm up y salió para luchar con los de delante. Rodó cuarto tras la salida pero a mitad de carrera comenzó a marearse y aguantó en la moto la sexta posición para cazar 10 puntos.

Saben que el #93 es un tiburón joven y hambriento. Sonrisas fuera de la pista y dentelladas sobre el asfalto a 200km/h. Y hoy se jugaron su huesos y sus carreras deportivas para que el niño no les metiese 25 puntos de diferencia. "A mí me viene mal el parón del verano ahora porque tengo ganas de una carrera más " dice Márquez... y se queda tan ancho. Quiere seguir con la siega pero el calendario le dice NO.

El ferragosto, le dicen los italianos al 15 de Agosto. Ahí estarán de nuevo estos tipos. En Indianapolis, EEUU. Himno y carrera.

NOTA: Al pasar revisión médica en Barcelona, tras la carrera, se descubrió que Dani había corrido con rotura total de clavícula, sin desplazamiento, pero rotura total.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.