miércoles, 6 de noviembre de 2013

La Felicidad

Punset dice que la felicidad está en la antesala de la felicidad. En los preparativos; en lo que imaginas que será; en la mente haciendo el viaje por el tiempo antes de que el tiempo mismo situé la realidad en el presente.

La felicidad, entonces, puede estar en una foto de dos placas metálicas grabadas. Hasta el domingo a las tres de la tarde están vivas. Contienen un sueño, marcan el nombre. Esperan. Latidos estables. Fuerza, determinación y talento. Metal. Y los días pasan. La felicidad puede estar en la imagen de una moto saliendo de la caja. La bestia. Hay que tener cuidado con la felicidad. Las horas hasta la carrera se están haciendo eternas.

Pensemos en Jorge y pensemos en Marc. Pensemos qué le diremos a los niños cuando uno de los dos salga campeón el Domingo. La historia de Jorge 2013 es la defensa de un título llevada al límite físico y mental. Un deportista de una fortaleza descomunal. Como flashes está la foto a las 11 de la noche del sábado de Assen haciendo push ups con la clavícula recién operada para ensayar el examen médico del día siguiente; está el tuit del miércoles por la mañana diciendo: almost ready for Laguna Seca; y está cada vez que se encogió de hombros en el parque cerrado porque su M1 no resistió la caza de las Hondas. Si Jorge es campeón por tercera vez habrá que decirle a los chavales que la determinación es Jorge Lorenzo.

Si gana Marc la palabra será "atrévete". Atrévete a hacer lo que sientes; atrévete a derrapar con la RC213V, atrévete a ganar carreras con los tipos grandes, atrévete a batir los récords, atrévete a salir el primero. Como flashes está la sonrisa comiéndose la pantalla de televisión; la cámara de seguridad del circuito testigo de cómo se tiró de la moto en Mugello para no chocar contra el muro; el puñetazo en el box tras la bandera negra. Si Marc es campeón el domingo habrá imantado para siempre la mirada de miles de chavales. Yo sé, yo puedo, yo me atrevo.

Hace poco, en Informe Robinson vi el reportaje de un potro de carreras en el que estaban depositadas grandes esperanzas. El dueño decía que era un caballo divertido, y al final del reportaje define ese concepto: "divertido es todo lo que nos ha hecho soñar."

Quedan apenas cuatro días para la carrera. Miremos lo que sucede cada hora porque la felicidad no siempre espera.

via @motocuatro

via @motogp



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.