sábado, 12 de julio de 2014

#Miedo. #Sachsenring



La primera vez que estuve en Sachsenring, el año pasado, me pareció una huella del diablo en la tierra. Como el hierro con el que marcan las reses. Esa primera parte circular. Una frenada fuerte y siete curvas seguidas a izquierda antes de lanzarse a una recta de 12.8% de desnivel. Antes hay que pasar por la curva 11. En las camisetas oficiales pone: Sachsenring, home of the legendary turn 11. Y antes de llegar a meta, la curva trece, contraperaltada, a cuatro segundos de la bandera de cuadros.
El año pasado Jorge se dobló la placa de titanio que 15 días antes le habían puesto para sujetar su clavícula. Dani Pedrosa voló en la curva cuatro y en el impacto tampoco pudo salvar la clavícula.
Hoy viernes Márquez cometió un error involuntario. En un descuido tocó la leva de las marchas y metió tercera cuando debía aguantar en segunda. Volada. Las cosas de esta época: sólo una fotógrafa (@bonnie_lane) captó el momento. Y da miedo. Eso fue por la mañana. Por la tarde Dani, en la frenada del tobogán, antes de la 12, se fue también al suelo. No parecía gran cosa hasta que llegó resbalando a la gravilla y ahí empezó a dar tumbos sin control. #Miedo. #Sachsenring.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.