sábado, 16 de mayo de 2015

Una pole seria

La cosa se pone seria. Cuando Jorge Lorenzo está fino, cuando va rápido, a ritmo constante, cuando le ves en pista rodando con un ritmo de locura para ser viernes o sábado... entonces el resto se pone las pilas. El resto es Marc Márquez, que ya no está en 2014, que se ve exigido y vuelve a tener que apretar la mandíbula. Mira y ve a Jorge. Mira y ve a Valentino Rossi lider del Mundial. Mira su basculante nuevo y sabe que tiene que trabajar duro. "La moto me derrapa mucho, es mi estilo y no quiero dejar de pilotar así, pero cuando quiero cortar la derrapada no puedo y ahí pierdo tiempo." El resto también es Andrea Dovizioso (noveno en Jerez después de tres segundos puestos), que llega con hambre de podio "es para lo que corro mañana". Los tres, Márquez, Dovi y Jorge, por debajo del 1'33 en la qualy. Tres ataques al tiempo serios, planificados, sin fuegos artificiales, sin estrés, contundentes, a 2 décimas del record del circuito con la pista mucho más fría. La cosa se pone seria.

Por detrás Aleix Espargaró (sale décimo), después de pegarse la volada de su vida en el cambio de rasante del puente de Dunlop, en el fp3, con un ligamento de la mano derecha roto... hizo el fp4, hizo la q1, se metió en la q2 y le sacó tiempo a Yonhy Hernández y a su hermano Pol. Ole.

Y desde la octava posición Dani Pedrosa, que vuelve al Mundial después de tres carreras ausente: "Se me había olvidado lo potente que es la Honda y lo rápido que pasa todo a 300km/h."

Mañana dan sol. En Le Mans.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.