sábado, 1 de junio de 2013

Motos. Vida.

-->
Estuve hablando con Mirco Lazzari, un fotógrafo de una sensibilidad extraordinaria, especial, con el arrojo y la posibilidad de fotografiar como él quiere lo que él quiere. Está en el Mundial de MotoGP llegado desde la F1. Me dijo: fotografiar motos es fotografiar la vida, porque está todo: la máquina, el piloto, la velocidad, el circuito enclavado en un entorno especial.
El accidente de Marc Márquez no tenía foto posible. Quedó registrado en el video de una cámara de seguridad del circuito, grabado en el disco duro que se revisa para buscar una última respuesta. Un descontrol a 340kmh, la moto a la hierba, la moto hacia el muro y una maniobra desesperada, a 280kmh, consistente en tirarse al suelo para evitar un impacto fatal. Le pregunté a Márquez cómo hace uno para tirarse de la moto en esa circunstancia; sonrió y me dijo: no lo sé.

Márquez viernes: caída, hospital, micro fractura en el hombro, mandíbula inflamada, noche; Márquez sábado: clínica móvil, moto, mono, casco. Sale a rodar y marca 342kmh en el punto del descontrol. Entra de nuevo en el box y está en rutina de trabajo, habla con los ingenieros, gesticula sobre las sensaciones de la moto, vuelve a salir, recto, hierba, grava, nueva caída. A las tres de la tarde, tras dos rondas de clasificación (después de seguir al #46, al de los posters en su habitación) su nombre tiene en el ordenador el sexto mejor tiempo: segunda línea de salida. Su equipo le recibe con un aplausos en el box. Admiración.

La primera línea de salida.

Dani Pedrosa, líder del Mundial, hace la pole después de negar tres veces. Tres veces con pilotos esperando para seguir su rueda. No es que le siguiese uno, es que le esperaban en grupo. Así que tres veces cortó el gas. De nuevo un “tú/vosotros detrás de mi, no; de mi no te vas/os váis a aprovechar; no” Pero se le agota el tiempo y no puede elegir. Arrea y marca el mejor crono (nuevo record de circuito), quitándoselo a Jorge Lorenzo.

El #99. Ha pilotado más perfecto que yo, dice en la sala de prensa; pero yo estoy mejor que en Qatar (donde ganó en una exhibición solitaria). Si hay nubes, mejor para nosotros, no sabemos por qué pero las Yamaha van mejor que las Honda con el asfalto frío. Bueno, hay una teoría, como inclinamos más tiempo que ellos en el paso por curva, desgastamos más el neumático si la pista está en temperatura alta.

Andrea Dovizioso. El #04. Este era uno de los que esperaba a Pedrosa. Ya se lo dijo en privado tras la clasificación y lo aclaró en público, ante la prensa: necesitaba una rueda rápida para estar delante, no le hago mal a nadie, Dani es inteligente y lo va a comprender. Mi cuello? Bien, mejor que ayer. Ayer casi no podía girarlo y no podía adoptar la posición correcta en la moto. Hoy el médico y el físio me han ayudado a estar en condiciones de pilotar mejor.

Mañana domingo, metido entre las colinas verdes de la Toscana, serpenteando con subidas y bajadas de gran desnivel, espera el circuito de Mugello. Italia. Motos. Vida. Rossi sale séptimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.