domingo, 15 de septiembre de 2013

La vida en números

Jorge Lorenzo. Misano. Hace una salida magnífica y en la primera vuelta saca 1,2seg a Dani Pedrosa. En la segunda vuelta 1,7seg; en la tercera, 2,2seg; cuarta, 2,7seg; quinta, 2,9seg.

Eso es algo que sólo hace gente que trabaja su talento hasta los límites más extremos. Pueden llegar a convertirse en máquinas. A base de concentración y perfección. Meten la vida en números, a riesgo de la propia vida en esta actividad en concreto.

Ese es Jorge Lorenzo. Aquí la dificultad está en que la moto va hasta arriba de combustible, con el máximo peso posible y que los neumáticos están fríos y no han alcanzado, por tanto, sus máximas prestaciones de agarre a la pista. Con eso, Jorge mete al resto 3 segundos en las 5 primeras vueltas. Si le preguntas a Valentino, contesta: "Sinceramente, no sé cómo puede hacer las cinco primeras curvas, ni conseguir su vuelta rápida en la tercera vuelta. Je!" Lanza esa sonrisa Valentino y no hay mucho más que hablar.

Queda un resquicio: preguntarle a Jorge si le gusta más ganar así o como lo hizo en Silverstone, con dos adelantamientos en la última vuelta. #99: "Es más emocionante Silverstone, pero la satisfacción personal de dominar así una carrera es muy alta. A mí me gusta ganar como lo hacía Wayne Rainey o Max Biaggi."

Jorge ganó en Misano después de completar los 118km de carrera con velocidades punta medias* de 285,5km/h. El más rápido ahí fue Dani Pedrosa (290km/h), pero Dani quedó tercero, rendido tras darlo todo y ver cómo no podía abrir gas con la moto tumbada. Le pasó Márquez como un avión en la vuelta 17, a mitad de carrera, pero luchó y consiguió devolver el adelantamiento unas vueltas más tarde. Le duró poco. Marc mete la moto como un cuchillo a poco que respires. En lo que coges aire te ahoga. El novato dice que cometió dos errores: "No me gusta fallar, el primero que se cabrea soy yo, pero tiré con fuerza para camuflar esos dos fallos." Quedó segundo. Sigue lider del Mundial, con más margen, 34 puntos sobre Jorge y Dani.

En la sala de prensa las voces de los pilotos sonaban cansadas. Venían de una batalla durísima, una más. Ya están los tres en plenitud de facultades físicas y exprimen todo hasta la extenuación. Se revientan físicamente. Llevan varias carreras dejando al cuarto clasificado a más de 10 segundos. Y el cuarto es Valentino. Restan cinco carreras para que acabe el campeonato. Mañana se quedan a probar cosas nuevas en Misano.

*media de las cinco mayores velocidades punta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.