martes, 17 de junio de 2014

Ochoa sostiene

Tuve que ir a Google a buscar dónde juega Ochoa. En el Ajaccio. Le hizo cinco paradas de poster a Brasil, dos de ellas muy serias. Y sostuvo a México. Empate a cero. Fue lo obvio y lo que se vió en primer plano. El escaparate.

A Scolari se le podría dar duro desde fuera. Pero cada federación elige a su técnico y cada cual tiene sus intereses. Desde la grada, desde el sofá de casa, delante de la tele, uno ve la camiseta amarilla de Brasil y cree que son los depositarios de los cinco dieces del 70 o del Eder, Zico, Sócrates del 82, o que habrá alguien parecido a Rivaldo, a Romario, a Ronaldo. Y sólo ve camisetas amarillas y laterales subiendo la bola y busca el alma del equipo, el pellizco del juego, el remate... y ve a Scolari en la banda, con la chaquetilla de nylon.

Hay una última cosa. La realización del partido. Es algo muy sutil o soy yo o es una gilipollez, pero cada vez se parece más a un anuncio cualquiera de los sponsors FIFA. Repeciciones de estética muy potente sobre lances de juego unidas a secuencias de público feliz, en el mismo valor de plano. Público haciendo corazoncitos a cámara o lamentando amablemente una ocasión fallada. Parece publicidad. Tal vez lo sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.