lunes, 11 de abril de 2016

Vente pa' Jerez

En la vuelta 7 Dani perdió el control de la moto y su Honda impactó con la Ducati de Dovizioso. Se puso en pie y fue a preguntarle cómo estaba. Fue en la curva 1, a la que se llega 310kmh y se frena en una subida que parece un muro hasta poner la moto a 70kmh. A esa velocidad salió despedida la moto. Hay toques, caídas, que son incidentes de carrera. Este fue un accidente. Cuando, unas vueltas después, Dani no pudo seguir en carrera lo primero que hizo fue acercarse al box de Dovi para pedirle disculpas. No quería adelantarle ahí. Sucedió que en esa frenada fortísima, con la pista empinada, la rueda delantera se le quedó clavada y se cayó. La disculpa fue un gesto deportivo que habitualmente se produce en el Mundial. Pero tal y como está el patio en MotoGP hoy ha sido casi conmovedor.

Cuatro vueltas antes, en la tercera, Valentino Rossi se había ido al suelo en la curva 2. Había sufrido algún problema con el cambio en el inicio de la carrera, y apretó para no perder el grupo de cabeza. Pero este circuito no te perdona una imprecisión. Se le cerró la dirección... y al suelo. Desde el airfence volvió la cara a la pista y dedicó una mirada melancólica a la huella de su moto en el asfalto. Randy Mamola lo recogió en su scooter y le acercó al box.

Márquez pilotó según el guión. Lideró de principio a fin y rellenó la casilla de Austin con otro tic. Cuatro de cuatro. En la rueda de prensa dio la clave para la temporada. Hay que entender los neumáticos, hablar con la gente de Michelin y escucharles.

Jorge Lorenzo pilotó según el guión y quedó en el mejor lugar posible viendo las prestaciones de Marc durante el fin de semana. Segundo. Ya tuvo bastante con el cero de Argentina. 

Iannone acabó en el podió, con un gesto más de alivio que de alegría. No tardó en explicarlo: "He corrido con mucha tensión y mucha presión después de lo de Argentina. Dedico este podio a Ducati porque es lo mínimo que puedo hacer."

El Mundial llega a Europa en dos semanas. Ya sabremos qué moto pilotará Jorge Lorenzo en 2017, pero sobre todo llegaremos a circuitos con solera, peso, historia, pistas estrechas, mundos diferentes. Michelin respirará aliviada. Veremos si Honda y Ducati son un espejismo como el año pasado. Hablará Yamaha y Suzuki deberá revalidar sus expectativas: al primer podio, motores congelados. Comienza el Mundial... y lidera Márquez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.