viernes, 8 de abril de 2016

Y el piloto, qué?

Hay una carrera en la sala de prensa, en las redes y en el papel. Unos, la mayoría, diciendo que el contrato ya está firmado. Otros, los menos, que está lejos. Tal es la fuerza de lo que representa el paso del campeón del mundo a Ducati. Abandonar la marca en la que ha alcanzado la cota más alta de la velocidad sobre dos ruedas: tres veces campeón del mundo. La marca que debe ponerle la moto este fin de semana, y quince más. Yamaha.

Hay una carrera el domingo. La tercera del Mundial, en uno de los circuitos más espectaculares del calendario. Y claramente los pilotos piden una tregua de noticias para trabajar en ser rápidos. El propio Jorge prendió la mecha en pretemporada pidiendo renovar el contrato con Yamaha. Hoy dice: "este fin de semana no se habla del futuro." El propio Rossi calentó el tema en Argentina diciendo que "hay que tener pelotas para irse a Ducati." Hoy, en la rueda de prensa internacional dice "no sé nada", pero en los corrillos desliza: "sí, los tiene. Ha sido una decisión valiente, si lo ha hecho, que no lo sé. Le deseo mucha suerte a él y a Ducati."

Para muchos ha sido una odisea llegar de Termas de Rio Hondo hasta Austin. Mañana se ponen en marcha las motos. Habrá que estar pendientes de todos, claro; y un poco más de Maverick Viñales.

Hoy Márquez ha dicho dos cosas importantes; que espera que MotoGP no se convierta en una Fórmula1 con los alerones y la aerodinámica (mañana se trata el tema en la comisión de seguridad) y que toda la pretemporada trabajó en cambiar su estilo de pilotaje para adaptarse a los nuevos neumáticos, hasta que el último día se dio cuenta de que lo que realmente le funcionaba era su estilo original.

He recordado tantas veces las conversaciones que he tenido con Dennis Noyes y Angel Nieto sobre los problemas de las motos y cómo intenta solucionarlos cada fábrica. Dennis siempre ha sabido lo último. Venía a la cabina con las novedades. Las explicaba. Hoy he reparado en que Ángel siempre callaba; y de vez en cuando, cada dos o tres grandes premios nos decía: y el piloto, qué pasa, que nunca da tres vueltas para ver cómo está él o que!?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.