lunes, 26 de agosto de 2013

La caza

Fue una carrera para National Geographic. Un documental de la sabana, con la gacela corriendo y dos leonas detrás en persecución... Siguen los quiebros, le aguantan la carrera. Ves que se acercan y sabes que van a acabar cazándola. Está en el guión del ciclo vital, de la relación entre las gacelas y sus depredadores. Y en Brno, esa Yamaha M1 #99 salió como un misil hacia el primer viraje y siguió huyendo durante 5km 403m y sacó más de un segundo a las dos Hondas anaranjadas. Así estuvo un tiempo, rapidísima, lijando cada curva, subiendo como un cohete por la rampa de 917m del circuito checo. Había 142mil personas viendo eso en la laderas del circuito. Y cada paso por línea de meta la distancia se reducía y la caza se hacía inminente. Había un desenlace escrito. Podría haber llovido en medio de la carrera, podrían haberse entretenido las leonas en medio de la manada, haber cedido tiempo al cambiar de moto, haber perdido el paso, el compás... pero no llovió. Pista seca. Persecución. Caza.


Una carrera rocosa, dura, con tres tipos pilotando asomados al abismo de sus posibilidades, sin una sola concesión. La M1 de Jorge Lorenzo no daba para más. Hubo un intento por resistirse al adelantamiento de Márquez, una primera sacudida a la dentellada de la leona. Se la sacó de enmedio pero ya estaba herida la gacela... y fue cuestión de tiempo. Cayó ante Marc, cayó ante Dani. Ya sin resuello se abandonó para llegar tercera. Cuando Jorge se bajó de la moto se encogió de hombros. No hubiera hecho falta entrevista ni poner ese gesto en palabras. Era un no he podido hacer más en toda regla.

Creo que ha sido la victoria más feliz de Marc por varias razones. 1: Ha ganado teniendo que emplearse a fondo.  2: Ha ganado a Jorge Lorenzo y a Dani Pedrosa en una batalla a solas, sin intermediarios, seca, envasada al vacío, un duelo a tres desde la salida hasta la llegada. Y 3: Se ha divertido haciendo lo que ha querido cuando ha querido. Aún celebra sin la presión de la calculadora y el Campeonato del Mundo. Una celebración de pura alegría por haber ganado a los hasta ahora mandamases. Marc: tenía muchas cartas y las ha jugado todas y todas bien.

Y luego está Dani, que llega segundo, sin siquiera acercarse a la posibilidad de lanzar un último ataque al #93... pero sonríe. Sonríe y dice: "Por muy poquito!" Lo imagino en otra situación renegando por no haber tenido la posibilidad de haber disputado la victoria, con el gesto torcido... pero esta vez no. Algo parece estar cambiando en Dani. Sonríe. Ese por muy poquito significa: la próxima vez ya sé lo que hay que hacer. Y eso es optimismo y voluntad. Clave.

Aún quedan siete carreras y Marc saca 26 puntos a Dani y 44 a Jorge. Importante.

El año que viene el mundial tendrá casi seguro 19 carreras. Me cuentan que un año Marc disputó 36  sumando dirt-track, enduro, velocidad y motocross. Entonces tenía 8 años. Estaba apuntado a todo. Hoy ese todo se resume en ser lider destacado del Mundial de MotoGP, donde se compite con las motos más rápidas que el hombre pueda crear.

2 comentarios:

  1. Muy buen artículo y restrasmisión. Aunque serán 140 mil personas,no? Un saludo!

    ResponderEliminar

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.