jueves, 29 de agosto de 2013

Tercera batalla

En Agosto pueden pasar cosas y ser importantes. Puedes estar mirando para otro lado y a tu espalda decidirse un Campeonato del Mundo. En Agosto MotoGP tenía programada una lucha sin descanso de tres carreras, un triplete, un intercambio de golpes a tres asaltos en el ecuador del calendario mundialista. Indianapolis, Brno, Silverstone. Mañana salen los aviones para el tercer asalto: Inglaterra.

El resúmen de los dos primeros es que los ganó Márquez. Marc Márquez. Con una autoridad aplastante. La firma de su victoria en Brno, en medio del bosque, fue la sonrisa del niño que se baja de la montaña rusa y lo ha gozado y quiere más. Sólo que el vagón de la montaña rusa lo pilotaba él. El equipo lo manteó y montaron una minifiesta en el parque cerrado.

Sus rivales, Dani Pedrosa, y Jorge Lorenzo salieron bien parados. No podían permitirse un error, una caída, una nueva lesión y de momento, como primer objetivo, han mantenido a salvo sus clavículas. Pero el Mundial se les aleja... una décima.

¿Qué tenemos antes de Silverstone?

Tenemos una foto de Marc esperando en su motorhome: un aquí estoy, el primero, sentado en la puerta. Le falta silbar Sitting on the dock of the bay.

Lorenzo ha contestado con dos imágenes. La primera dice: #solo. Un paso por curva, entre las huellas de neumáticos, una réplica en otro sentido de la firma de Marc en Indianápolis y esa derrapada en la curva 5. #Solo significa estoy solo en esta foto pero estoy solo en esta lucha. La segunda dice: tiempo para los #espartanos. Le gusta a Jorge ese concepto. Se ha hecho un fotomontaje. Le gustaría luchar con tropas detrás, pero sólo tiene su M1, claramente inferior a las Hondas de sus rivales, por lo menos en la pantalla de televisión. En Brno le pregunté si le gustaría llevar una Honda y me contestó que no cambia el trato humano de Yamaha por el motor de la Honda. Corazón vs motor vs frenada. Hoy le han cambiado la pregunta a su jefe de mecánicos, Ramón Forcada: Dani hubiese ganado a Jorge en Brno montado en otra Yamaha? Ha contestado: "Ni idea. Los conjuntos no siempre son la suma matemática (...) Esto no está dado, ni bendecido, al menos por nuestra parte. Aquí todavía habrá "sangre"". Sangre lo ha puesto entre comillas, para marcar el sentido figurado de la palabra.

Dani no ha dicho nada, ni ha mostrado ninguna foto. Tal vez tenga la última prueba de su clavícula soldando en formato rayos x, pero no la muestra. Sólo conocemos su última acción: brindar con la botella de cava, en el podio, con sus rivales...;  y sonreir; y hacerse una foto con las azafatas y decir: esto ha sido lo mejor de las carreras. Dani siempre está a lo suyo pero esta vez ya no frunce en ceño ante las adversidades. Tal vez la manera de llegar a ser campeón del mundo sea dejar de querer serlo.

Una post data: Crutchlow correrá en su país con la Yamaha con la que Lorenzo, el año pasado, dió caza a Stoner, para acabar ganando.

Otra post data: Valentino vuelve a Silverstone con el rojo olvidado.

A las dos de la tarde del domingo.

foto instagram @jorgelorenzo99


foto instagram @jorgelorenzo99

foto tuiter @marcmarquez93

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por leer. comenta lo que quieras. intenta no insultar, es desagradable.